¿Kettlebell swing ruso o americano? Las diferencias entre ellos

swing-ruso

Bienvenidos a la “Guerra Fría” del CrossFit, kettlebell swing ruso frente al americano. Dos movimientos y un deporte. Es cierto que hay diferencias entre ambos, pero debemos dejar claro lo primero que como en toda guerra, no hay vencedores ni vencidos, solo gente que cree que lleva más razón que sus enfrentados.

El origen de las kettlebells es ruso

Por hacer un poco de memoria las kettlebells tienen un origen ruso, aunque su utilidad difería de la actual pues se utilizaban para pesar cereales y otros productos del campo a modo de contrapeso en balanzas y similares. No es de extrañar por lo tanto, que en un momento de aburrimiento algún paisano levantara una y otro le dijera: yo puedo levantar una más pesada.

Y poco más hay que decir. En realidad sí que hay mucho más, la costumbre de levantarlas para comprobar la fuerza del que lo hacía pasó de los mercados a los pueblos y de ahí a las ferias y circos ambulantes. Pero no se tardó en observar sus potenciales propiedades con un entrenamiento particular, y las kettlebells llegaron a ser deporte nacional en rusia.

No fue hasta 1998 que se introdujeron en Estados Unidos de la mano de Pavel Tsatouline, ex entrenador de fuerzas especiales rusas que ya había comprobado la utilidad de estas herramientas para el acondicionamiento deportivo.

Hoy en día las kettlebells se usan en todo el mundo para entrenar a todo tipo de atletas debido a su versatilidad de uso, más allá de los mencionados en el título de este reportaje.

Y ahora ya sabes de qué hablamos, bueno no hemos dicho que una kettlebell es, en pocas palabras “una bola de cañón con asa”, por si las has visto en tu gimnasio o box y te preguntabas qué eran esas cosas pesadas.

¿Qué es el swing?

Ahora sí, al lío. El swing o balanceo es el movimiento más común que se realiza con una kettlebell, veamos cómo se hace.

Nos colocamos con los pies a la altura de las caderas y con una kettlebell en el suelo, frente a nosotros por delante de nuestras punteras. Nosotros con espalda bloqueada neutralmente y en posición de media sentadilla nos inclinamos para agarrar el asa con ambas manos.

Arrastramos la bola entre nuestras piernas y antes de llegar a los tobillos comenzamos a levantarnos mientras sigue aproximándose a nuestro cuerpo.

Ahí, cuando la kettlebell ha pasado nuestro eje vertical y acaba el recorrido del balanceo es cuando ejecutamos un fuerte golpe de cadera.

Los pies firmemente fijados al suelo, con el peso y la potencia ejercida desde el talón nos proporcionarán un empuje fuerte y controlado.

Los brazos en todo este proceso son dos cadenas, flexibles pero firmes. Nuestros antebrazos chocan con nuestra pelvis y de ahí sale el empuje que hará que levantemos la carga. Los brazos no deben ejercer más fuerza que la de un elemento de sustentación, no son el empuje. Lo es la cadera.

El swing ruso

Con estos movimientos la kettlebell es difícil que llegue más allá de nuestro pecho o línea de los ojos. Es lo que llamamos un swing con pesa rusa. Los brazos acaban a la altura del pecho o los ojos completamente estirados para volver a acompañar a la bola entre nuestras piernas, sin que nos golpee en las mismas ni en los glúteos hasta que volvemos a lanzar el golpe de cadera para que vuelva a subir.

Este movimiento se hace de forma controlada, sin que el peso de la kettlebell sea la que regule el tempo sino nosotros, que aunque debemos usar la inercia no debemos someternos a ella. En el punto de fin de recorrido superior nuestros tobillos, rodillas, cadera y hombros deben estar alineados.

El swing americano

Si el golpe es más fuerte e introducimos empuje con los brazos y hombros podemos conseguir que la kettlebell suba hasta por encima de nuestra cabeza, consiguiendo que esta llegue a estar en el punto más alto que le proporcionen nuestros brazos estirados. Es decir, la bola queda en la vertical. Este es el swing americano, el más usado en CrossFit.

En la vertical significa con los brazos estirados sobre nuestra cabeza hombros y codos quedan ligeramente detrás de las orejas, no estamos buscando dar una vuelta de campana ni una rotación excesiva de hombros, que además con una bola pesada lo único que conseguiremos será que se nos caiga y lesionarnos nosotros a algún compañero cercano. Codo, hombro, cadera, rodilla, y talón se mantienen alineados cuando la kettlebell llega a su máxima elevación.

Como veis la diferencia entre el ejercicio del kettlebell swing ruso y el americano está en cómo deseemos terminar y qué partes del cuerpo implicar. Lo que cuenta como siempre es respetar la técnica y una correcta ejecución. Pero este instrumento es probablemente de los elementos más versátiles del box, exprímelo porque ofrece decenas de opciones.

¡Nos vemos en el box!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Titán Fitness SL
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal, excepto a Gmail (Google LLC), proveedor de correo electrónico (acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield), y, en el caso de que lo utilice, a Smartupss.com, servicio de chat online (UE).
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.