Consejos para evitar el cansancio (físico y mental) en CrossFit

cansancio-crossfit

Es normal que cuando termines un WOD acabes más cansado que Greg Glassman de que le digan que no está fit, que está fat. Pero eso es lo habitual, porque por definición el cansancio es la sensación y estado de falta de fuerza tras realizar un esfuerzo físico, mental o incluso intelectual.

Y aunque te parezca que no, el CrossFit es mucho más que un entrenamiento físico. Nos cambia, altera y afecta a muchos niveles, y hay que estar alerta para saber identificar qué nos ocurre en cada momento y si es necesario controlar nuestra actividad para seguir siendo lo mas eficientes posible.

Está claro que un WOD de CrossFit es muy exigente con nuestro cuerpo, nos pone al límite y nos hace cruzarlo. Es eso que llaman “salir de la zona de confort”. Pero en realidad nos trastoca algo más que los músculos. Porque nuestro cuerpo no individualiza músculos, mente y sentimientos.

Es una máquina que requiere de todos elementos para funcionar al 100%, así que cuando nos cansamos a uno o varios de esos niveles la máquina pierde eficiencia pudiendo llegar a romperse por diferentes partes. Por eso vamos a tratar de evitar ese cansancio físico y mental al hacer CrossFit para precisamente poder seguir practicándolo con normalidad.

Durante el WOD

Cansarte y fatigarte durante el WOD es lo normal. Si lo das todo, tu cuerpo se resiente. Lo único que puedes hacer es entrenar para que ese momento se retrase en el tiempo.

Entrena tus músculos y tus capacidades aeróbicas y anaeróbicas. Día a día, poco a poco, es un proceso largo en el que conseguir mejoras lleva tiempo, sé paciente.

Entrena tu eficiencia, cuanto más eficiente menos consumo, a menos consumo más rendimiento y menos cansancio. ¡Mejora tu técnica en los movimientos, tanto los complejos como los básicos!

Piensa en cómo estás respirando, hacerlo bien marcará una gran diferencia, si dudas habla con tu coach. Y sé positivo, disfruta del WOD, de lo inconfortable y de que es el pago por mejorar.

Gasta tiempo en afilar el hacha (cansancio físico)

De nada le vale a un leñador cortar árboles todo el día si no dedica un tiempo a afilar su hacha. Pues tú lo mismo. En el CrossFit tu cuerpo es tu herramienta, así que dedícale tiempo: hidratación, nutrición, descanso, ejercicios accesorios, elasticidad… Todas esas pequeñas cosas en las que en ocasiones no invertimos (y la palabra no es elegida al azar) el tiempo necesario son las que marcan la diferencia.

Como decía has de invertir, y lo que ocurre cuando inviertes sabiamente es que obtienes beneficios.

Emplea tiempo en comprar y cocinar comida sana y de calidad. Esto no quiere decir comida cara, quiere decir que si vas a realizar un ejercicio de alta calidad necesitas un combustible de las mismas características.

Hidrátate cada poco tiempo, eres un 70% agua, que siga siendo así. Y más ahora en verano, que en muchos boxes derretirse es viable en según qué horas del día.

Descansa. No solo porque sea como dicen cuando crece el músculo, sino porque no somos máquinas. Y si lo fuéramos, habría que recargarlas. En el descanso como en la alimentación, prima más la calidad que la cantidad. Preocúpate de crear hábitos de sueño saludables.

Los ejercicios accesorios harán que mejores para que tu desempeño sea más óptimo, lo que con el tiempo se refleja en más eficiencia y en la llegada más tardía de la fatiga.

Los estiramientos, esos grandes olvidados, harán de tu cuerpo una máquina mejor. ¡Con mejores capacidades lograrás movimientos mejores!

Recuerda porqué entrenas (cansancio mental)

El agotamiento mental en ocasiones llega porque cogemos una rutina y empezamos a no disfrutar. Recuerda qué te motivaba antes y qué te motiva ahora, porque el objetivo puede ser igual o haber variado. A lo mejor venías a ponerte en forma y ahora vienes y entrenas para competir.

En cualquier caso, piensa y disfruta. Esto hará que seas más consciente de tu sentimiento de felicidad e ir al box será más llevadero, aunque llueva, haga frío, tengas agujetas o haga mucho calor.  Yo personalmente uso el box para desconectar, como suelo decir, durante esa hora con pensar en respirar tengo más que de sobra.

Así que si estás agotado puede que el box sea la solución, pero ¿y si el problema es el box? Frases como, no mejoro, no soy muy bueno, mis tiempos comparados con el de mis compañeros son muy malos, no sé hacer muchos ejercicios… En este momento vuelve al paso anterior, recuerda porqué entrenas y que esto es un proceso largo y sin fin. Siempre aprendemos nuevas cosas y movemos más kilos, solo se estancan los que lo dejan.

Y recuerda, no paramos cuando llega el cansancio, paramos cuando terminamos. ¡Nos vemos en el box!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Titán Fitness SL
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal, excepto a Gmail (Google LLC), proveedor de correo electrónico (acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield), y, en el caso de que lo utilice, a Smartupss.com, servicio de chat online (UE).
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.