Straps para CrossFit: Usos de las correas de agarre

straps-para-crossfit

Las correas de agarre no son muy comunes en el CrossFit. Sobre elementos que nos ayuden en el agarre es más fácil ver, tanto en boxes como en competiciones, calleras o guantes. Pero, si te preguntas si podemos usar straps en CrossFit la respuesta genérica es que sí, aunque hay ciertos requisitos que debemos cumplir.

Antes de seguir, y por si no sabes de qué estamos hablando, vamos a ver qué son las correas de agarre o straps que se usan en powerlifting, halterofilia y otros deportes de fuerza. Este equipamiento consiste, como su propio nombre indica en correas de diferentes materiales unidas o no en alguno de sus puntos.

Su función principal es mejorar nuestro agarre sobre la barra. Ojo no estamos hablando de grip, no buscamos repeler sudor y facilitar nuestro contacto con la barra, lo que buscamos es que la strap o correa “haga parte de nuestro trabajo” ayudándonos a sostener la barra.

Por este motivo, en ciertas competiciones como en los CrossFit Games, el RuleBook (libro de reglas de la competición) especifica qué material podemos usar y qué características debe tener este.

Existen straps de tela, de cuero, sin unión, con unión a media tira o con unión al final, ¡las hay incluso con gancho! Cuáles usar dependerá de ti y del deporte que practiques.

Pero el uso de straps no se cierra solo a competiciones, es más, en deportes como halterofilia o CrossFit se usan más en entrenamientos precisamente porque en las competiciones mediante los reglamentos complican el uso de estas.

¿Cuándo puedo o debo usar las straps en CrossFit?

Por su forma de uso, no son muy recomendables durante los WODs de altas repeticiones.

Por lo normal, los WODs de altas repeticiones no se realizan con pesos muy elevados (y las correas tienen la funcionalidad de ayudarnos con cargas altas). Además, las correas requieren de cierta técnica para colocarlas correctamente, y tiempo, y eso es algo de lo que no disponemos durante los WODs.

La mejor oportunidad de usar este tipo de correas o straps es durante los
entrenamientos, en las sesiones más enfocadas a fuerza y en ejercicios accesorios específicos.

Las correas nos aportan un mejor agarre sobre la barra, pero como hemos dicho antes no nos referimos a grip, sino a que nos “cuesta menos” sostenerla. Nos proporcionan la capacidad de relajar antebrazos, hombros o tren inferior, en los momentos clave en los que los straps cumplen su función.

En los entrenamientos nos serán útiles siempre que dominemos la técnica de cualquiera de los movimientos que vayamos a realizar. No tiene sentido buscar aumentar el número de kilos si no manejamos correctamente la barra, esto debemos tenerlo muy presente antes de atarnos esas correas.

Además, durante los entrenamientos no tenemos la presión del cronómetro sobre nuestras cabezas, y eso nos proporcionará el tiempo necesario para colocárnoslas correctamente y conseguir que cumplan su función.

En las sesiones de fuerza nos permitirán focalizar en una mayor carga de discos en la barra, que con esa ayuda se transformará en mejoras también sin ellas.

Es imprescindible, como siempre, un buen entrenador que nos ayude con una programación adecuada en la que habrá momentos en los que las usemos, y momentos en los que no.

Y por último son una excelente opción para trabajar accesorios, como puedan ser por ejemplo encogimientos pesados, en los que quitaremos presión o mejor dicho, tensión a antebrazos u hombros. Nos permitirán movimientos más fluidos, más naturales y también más pesados en acciones que sin ellas nos serían mucho más complejas, o nos supondría mayor restricción muscular.

Todos estos beneficios, reitero, no llegarán si no dominamos la técnica previamente de todos aquellos movimientos que queramos realizar, ya sean peso muerto, snatch, o accesorios como encogimientos, por ejemplo.

Por último, pero no menos importante, mucho ojo al colocártelas para que en momentos de fatiga o fallo no lastren el movimiento o pongan en peligro tu estabilidad quedándote “enganchado a la barra”. Como siempre es mejor probar poco a poco, y antes de ponértelas para un Snatch con 70 kilos yo que tú probaba con la barra vacía.

Al igual que las calleras, los cinturones de halterofilia o cualquier otro material
específico de crossFit es importante saber cómo y cuándo usar este tipo de equipamiento.

Siempre que dudes si usar straps en CrossFit, consulta con tu entrenador y recuerda que no por usarlo siempre vas a mejorar más o te vas a proteger más. En ocasiones hay que estimular el cuerpo, músculos, articulaciones y demás con ciertas cargas antes de aportarle ayudas extra en levantamientos pesados para que este responda como debe.

¡Nos vemos en el box!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Titán Fitness SL
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal, excepto a Gmail (Google LLC), proveedor de correo electrónico (acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield), y, en el caso de que lo utilice, a Smartupss.com, servicio de chat online (UE).
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.