Fatiga muscular en CrossFit: ¿por qué aparece y cómo evitarla?

fatiga-muscular-crossfit

Todos los deportes cansan si se practican con intensidad, eso es obvio. Pero hay pocos en los que la intensidad sea una de las premisas a la hora de practicarlos. Por eso el CrossFit suele dejarnos completamente extenuados y consigue que nuestros músculos acaben con un nivel de fatiga que nos puede durar días. Y lo que es peor, solemos volver a practicarlo antes de estar 100% recuperados.

Como decíamos, junto a los movimientos funcionales y la constante variación en ejercicios, rutinas y movimientos, la alta intensidad es una de las tres patas sobre las que se sustenta el CrossFit. La constante variación implica que realicemos, entre otros, movimientos salidos del mundo de la halterofilia, el powerlifting o incluso de los llamados deportes rurales. Es decir, aplicamos grandes cantidades de energía a ejecutar movimientos de fuerza y de potencia a altas intensidades. Cuando sumas todas estas variables el resultado es el cansancio.

Y no hablamos solo de ese momento en el que gritas: ¡tiempo! y caes al suelo extenuado, notando la falta de aire y la presión de las rodilleras. Hoy vamos a hablar de la fatiga muscular que sufre tu cuerpo en CrossFit, la que hay que saber tratar y preveer. Pues en su tratamiento, previo y posterior al WOD, estará la mejora en nuestro rendimiento y por ende en nuestros resultados.

¿Cuándo te empiezas a fatigar?

La respuesta es sencilla. Desde el minuto uno. En la primera repetición tus músculos empiezan a lidiar con el cansancio, pues los estás exponiendo a un estímulo. Pero claro, no es lo mismo su estado en la repetición 1, que en la repetición 43 de un Fran en el que ejecutas 21-15-9 reps de thrusters y dominadas. El cansancio acumulado hará mella en tu rendimiento y esto es, como diría Thanos, inevitable. Habrá atletas mejor entrenados que lo noten en la repetición 37 y otros menos entrenados que la noten en la 9. También dependerá de los músculos que involucremos y de su/nuestro estado físico.

¿Cómo evito la fatiga muscular?

No se puede evitar. Es algo fisiológico que nos ocurre a todos. Solo hay dos maneras de mitigarla o retrasar su aparición, la nutrición-suplementación y el descanso.

El descanso

Empecemos por esto pues debería ser lo más sencillo. A fin de cuentas… es no hacer nada. Pues normalmente es la norma que más incumplimos los crossfiteros, porque no sabemos descansar. Es más, nos gusta el descanso activo que son dos cosas antepuestas. Porque es cierto que descansar no ha de implicar horizontalidad total. Un paseo en bici, o por el monte a ritmo muy suave disfrutando es igual de reparador, y el movimiento casi nunca es malo en sí. El descanso ha de estar integrado en nuestra programación como una parte más. Descansar evita, no solo el cansancio, sino también problemas mayores como lesiones.

Nutrición – Suplementación

Esta es la clave número dos, básica para evitar la fatiga muscular en CrossFit. En la nutrición se sustentan todos los progresos de los atletas, porque puedes entrenar más que nadie, pero si no cuidas tu alimentación tu cuerpo nunca rendirá como debe. Pon atención en lo que ingieres, en las cantidades y también en lo que no consumes. Si dudas, consulta a un nutricionista. Te podrá orientar en base a tus objetivos y necesidades, porque lo que les funciona a tus compañeros no tiene porqué funcionar contigo.

Y hay una tercera opción. Podríamos llamarla residual, y nunca mejor dicho.

Todos somos fans de en cuanto acaba el WOD dejarnos caer al suelo en posición fetal, o poner las piernas en alto o hacer ángeles de sudor sobre el suelo engomado del box.

Pues quizás deberías probar una vuelta a la calma progresiva. Porque cuando terminas y te dejas caer, es como pasar de 300 por hora a cero con un frenazo en seco, y eso deja los frenos llenos de polvo y residuos.

Sin embargo si al terminar, trotas muy suavemente y compaginas con los burpees más lentos del mundo tu cuerpo llegará igualmente a esa calma total de una forma más paulatina, y no es que no se generen residuos, sino que los consumirás y tu cuerpo será más eficiente, con menos suciedad en el sistema y la recuperación será más efectiva.

Recuerda, la fatiga muscular en CrossFit no se elimina, se trata de retrasarla y aprender a lidiar con ella.

¡Nos vemos en el box!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Titán Fitness SL
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal, excepto a Gmail (Google LLC), proveedor de correo electrónico (acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield), y, en el caso de que lo utilice, a Smartupss.com, servicio de chat online (UE).
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.