EMOM: El entrenamiento más duro de CrossFit

Por si aún no estás muy familiarizado con la terminología crossfitera, que sepas que EMOM son las siglas en inglés de “every minute, on the minute”. Su significado en español sería “cada minuto, en el minuto”. Este tipo de entrenamiento viene marcado por un tiempo definido en el que habría que meter X repeticiones de uno o varios ejercicios en cada minuto. Por ejemplo:

 

EMOM 8′: En cada minuto 5 burpees y 5 pesos muertos

En ese WOD cada vez que el crono marca :00 hay que meter los 5 burpees y los 5 pesos muertos con 100kg antes de un minuto. El tiempo restante será de recuperación hasta que el crono vuelva a marcar :00 y nosotros volvamos a ponernos en marcha.

El EMOM y el CrossFit van de la mano porque cumple a rajatabla y como pocos ejercicios la premisa de la intensidad. No obstante, a la hora de realizarlo debes calcular con cuidado tu estrategia para medir la intensidad que podrás aplicar. Si te equivocas en la planificación pueden ser los 7, 8 o 20 minutos más largos de tu vida deportiva.

Debe estar muy bien planificado por parte del coach para estimularte para que no pares y vayas justo de tiempo. Pero no tanto como para que no haya unos segundos, aunque sean pocos, de recuperación.

Y aquí es donde reside la magia. Entre la planificación que tenía el coach en la cabeza y la que haces tú cuando te plantas frente a la pizarra y valoras tus opciones.

Tu planificación debe adaptarse a la que él ideo en su momento. Pregunta a tu coach por una recomendación sobre como encarar este entrenamiento. De nada te servirá salir corriendo y que te sobren 30 segundos en la primera ronda, si en la tercera ese tiempo no va a ser suficiente para que puedas recuperarte antes de volver al lío.

A la hora de enfrentarte a un EMOM en un WOD, trata de ser constante. Mejor tener poco tiempo de descanso si te tomas las repes con calma y mantener una actividad firme, que empezar dándolo todo y luego no continuar.

La importancia de la estrategia en el workout EMOM

Si es tan duro no es por como nos afecta físicamente. Todos hemos acabado rendidos y exhaustos en más de una ocasión. Sabemos vivir con ello, es más, nos gusta. El problema radica en cuando no sabemos gestionar la parte psicológica.

Si hemos elegido una mala estrategia para el workout EMOM, el cansancio acumulado será tal que en ciertas rondas debamos movernos sin cesar. Es decir, meter repes sin descanso para poder llegar al minuto siguiente limpio (sin repes pendientes). Y esa angustia de ver avanzar el crono inexorablemente puede ser lo que acabe con nosotros.

Llegado el punto en el que no conseguimos que nos sobre tiempo para descansar, y vamos tan asfixiados que todo se hace cuesta arriba, hay que pararse. Detente y piensa.

Si no estás en una competición significa que estás practicando. O lo que es algo parecido, vienes a aprender. Y el paso siguiente es equivocarse y aprender de tus errores. Si puedes acabar en tiempo y con los estándares correctos no pares hasta que el coach grite: ¡tiempo! Pero si no puedes continuar y vas a parar o a fallar, prioriza. Siempre será mejor meter 4 repes buenas que 5 malas.

No dejes la técnica de lado. Con ese cansancio y agotamiento mental será muy fácil caer en una lesión. Conviene pues quitar una repe y conseguir algunos segundos de descanso para volver con el ánimo cambiado en el siguiente minuto.

Por todo esto el entrenamiento EMOM que te pondrá a prueba en muchas de tus capacidades. Tales como la fuerza, la resistencia, la potencia, y la agilidad y fuerza mental.

Para añadirle emoción a los WODs “normales” puedes incluirlo en tu rutina. Por ejemplo, puede tener que hacer 100 burpees for time, pero meter un clean&jerk cada minuto. O puedes hacerlo con varios ejercicios dependiendo del minuto. Por ejemplo: 8 minutos para 10 burpees y en los impares 50 DU.

Como ves las posibilidades de pasarlo bien pasándolo mal son enormes.

 ¡Nos vemos en el box!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: TITAN FITNESS S.L.
Fin del tratamiento: El envío de comunicaciones sobre nuestras novedades, tanto informativas como comerciales o de cualquier otro tipo.
Legitimación: El consentimiento del usuario.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Contacto: info@titanboxwear.com
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.