CrossFit en el agua: El entrenamiento perfecto para este verano

crossfit-agua

Por fin ha llegado el verano y el buen tiempo. El calor empieza a apretar y hay una modalidad que quizás aún no te has planteado pero que puede hacer tu experiencia deportiva algo más agradable con estas temperaturas. El CrossFit en el agua. Por eso en este post vamos a hablar de 3 conceptos relacionados. De los movimientos, de los lugares donde practicarlo y de su versión de competición.

¡A moverse! CrossFit acuático

A muy pocos no les apetecería un baño después de este largo invierno. Y ya que nos mojamos, ¿por qué no hacer algo de ejercicio? Que no todo es natación, pero es cierto que saber nadar no viene mal y nunca está de más. Si llevas un tiempo en esto ya habrás presenciado CrossFit en la piscina y en mar abierto.

Y es que el agua nos da muchas opciones a la hora de ejercitarnos. Para empezar es un elemento en el que el ser humano, siempre que la situación esté controlada, se siente cómodo. La temperatura y el vaivén de las ondas nos suele proporcionar muy buenas sensaciones, lo que nos ayuda a una predisposición positiva al medio.

Nuestros movimientos son más armónicos, algo lentos y pesados. Pero nos permiten un control extra sobre los tiempos de reacción. Y es que la resistencia natural que ofrece es óptima para que nuestros entrenamientos tengan un aporte de interés adicional. Igualmente su empuje nos hará ser capaces de mover algunas cargas de una forma algo más sencilla.

Cambiar entre movimientos en superficie, con movimientos de este tipo aportará un estrés extra a nuestro sistema respiratorio. Esto mejorará nuestra resistencia cardiovascular.

CrossFit en la piscina

No todos tenemos la suerte de vivir junto al mar. Pero el que más el que menos dispone de una piscina cerca. Y es que el deporte es ocio, así que unir ambos conceptos es algo ya natural para nosotros.

El CrossFit acuático no tiene porqué ser complicado. Tanto si eres de agua dulce como salada, puedes combinar ejercicios dentro y fuera que hagan más amenos tus entrenamientos diarios o en vacaciones. Prueba a realizar series de sentadillas en la orilla y luego hazlas dentro. Aquí hay que buscar “la magia”, así que acabalas con un fuerte salto ¡que hemos venido a jugar!

Si el pino se te resiste, esta modalidad te puede ayudar a mejorar la postura y el equilibrio. Empieza en la zona profunda y vete poco a poco acercando a la que cubre menos. Aquí no podrás apoyarte y serás tú el que deba hacer más esfuerzo en mantener la verticalidad.

No olvidemos que en nuestro deporte se busca también la práctica de otros, así que dedica un rato a nadar. Es completo y nunca sabes cuando vas a tener que competir.

Combina unos largos con sesiones de fondos en la orilla. Muchas veces en la playa hay zonas de barras. No dejes escapar la oportunidad de una serie se dominadas, un sprint de esos que pisas la arena “mequemomequemomequemo” hasta la orilla y una sesión de natación suave.

Las opciones son infinitas, y todo esto sin material. Que si en tu maleta llevas, por ejemplo una kettle, ¡las opciones se multiplican!

CrossFit en aguas de competición

Ya no nos extraña que tanto en los Games, como en ligas “menores” se incluyan WODs acuáticos. En estos, se mezcla este deporte en estado puro con la natación. Es un medio que supone un reto a los atletas, aunque a unos más que a otros. Y que les ha obligado a incluir este apartado en sus entrenos para poder estar al máximo nivel.

Además de la dificultad intrínseca de la natación, donde cuenta mucho la técnica y la eficiencia, al salir el cuerpo no está en su estado habitual (seco) y esto también es un impedimento extra además de una incomodidad. Todo esto a los que somos espectadores nos aporta un extra de interés, sin duda, pero para los atletas es una dificultad más a la que deben adecuarse.

Por el momento solo hemos sido testigos de natación tanto individual como en grupo. Pero viendo que a Dave Castro (mala) idea no le falta, no nos extrañará ver en próximas competiciones de CrossFit en el agua variaciones que le sigan aportando vidilla a este deporte.

Así que ya sabes, entrena en seco y en mojado… ¡por lo que pueda pasar!

¡Nos vemos en el box!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: TITAN FITNESS S.L.
Fin del tratamiento: El envío de comunicaciones sobre nuestras novedades, tanto informativas como comerciales o de cualquier otro tipo.
Legitimación: El consentimiento del usuario.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Contacto: info@titanboxwear.com
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.