10 cosas que tu coach de CrossFit odia

cosas-coach-crossfit-odia

Son la piedra angular del box y tienen que aguantar carros y carretas durante muchas horas todos los días. Porque estoy seguro que en tu clase de CrossFit hay un gracioso que siempre tiene un chascarrillo a punto, y otro al que nunca le gusta el WOD, y un compañero que esparce el magnesio como si estuviera sembrando…

Pues bien, hay uno de cada estos tipos de atletas en cada clase. Y hay entrenadores que dan hasta ocho clases al día. Por lo que entenderás que haya actitudes y comportamientos que los entrenadores acaban odiando con toda su alma. En resumen…

Veamos las diez cosas que tu coach de CrossFit odia.

 

Que llegues tarde a clase

Tú puedes decir, ¿qué más da? Si yo pago y doy 40 minutos en vez de 60…es mi problema. Pues no. Al llegar tarde interrumpes el desarrollo normal de la clase. Además si has de hacer el mismo calentamiento, el coach deberá estar con las pautas de la clase y luego las tuyas. Todos podemos llegar tarde un día, pero lo malo es coger la costumbre.

Que no te tomes en serio el calentamiento

Tomarse en serio el calentamiento te prepara para tomarte en serio la clase. Esto no implica que lo tengas que acabar y gritar ¡Tiempo! Quiere decir que focalices y veas su importancia. Es una parte más de la clase, tan importante como la haltero, la fuerza o el WOD en sí. Tu entrenador lo planifica en función del resto del WOD, así que muestra respeto por su trabajo.

Que hables mientras explica

Cuando el coach explica el WOD, tiene más conocimientos que los atletas que le escuchan. Está enseñando, dando recomendaciones, evitando lesiones y proporcionando adaptaciones.

La naturaleza nos dio dos orejas y una boca para que entendiéramos que escuchar es el doble de importante que hablar. ¡Nadie dice que no preguntes, pero seguro que puedes esperar al final de la explicación y con tu pregunta puede que hasta solventes las dudas de otro compañero!

Que no hagas caso

Que consigas o no un muscle up, o mejores tu RM de backsquat no es el principal objetivo de tu coach. Que puedas volver a clase mañana, sí lo es. Si no haces caso al entrenador las posibilidades de lesionarte aumentan exponencialmente.

Tu entrenador busca tu mejora a todos los niveles, eso a veces implica que bajes el peso o que comiences un ejercicio por una adaptación.

Que maltrates el material

En el box el material es bastante rudo y resistente, pero también existen partes más delicadas. Estas son sin duda las barras, ya que sus rodamientos al ser partes móviles sufren. Por eso dejar caer una barra vacía, incluso sobre suelo acolchado, puede dañar esas piezas móviles. Igualmente los discos menores de 10 kilos, debido a su escaso, grosor se doblan al caer con la barra y es fácil que partan. Por eso no debes tirar una barra. Intenta decelerarla hasta la cintura si no puedes posarla.

Que no seas ordenado

En el box el orden no es cosa de TOC, es por seguridad. Hay mucha gente en movimiento, con las pulsaciones a mil y con prisa. Además, como hemos dicho, el material es rudo, resistente, pero pesado y puede hacer daño. Nunca dejes discos en el suelo donde una barra pueda aterrizar sobre ellos, podría hacer rebotar la barra en otra dirección, o que incluso tú tropieces en el levantamiento. Y lo mismo para kettles, combas… Tú puede que recuerdes dónde lo dejaste, pero los demás no.

Que te comas repes

¿Pero cómo lo va a saber? Lo sabe. Tu entrenador pasa todo el día, o la mayor parte de él en el box y ve a atletas a diario. Puede contar tus repes, corregir a un compañero y pensar en la nueva clase a la vez. Así que sí, sabe cuándo te comes repes, y lo sabe porque es un comportamiento que se repite.

Que digas que no puedes

La importancia del pensamiento positivo cuando nos ejercitamos es vital, retrasa la sensación de dolor y aumenta el rendimiento. Puedes bajar el ritmo, puedes hacer pequeños descansos, puedes escalar y pedir ayuda, pero no debes decir “no puedo”, porque de una forma u otra, puedes.

Que no seamos limpios

Esto cobra especial atención en estos días que corren en los que hay que ser un poco más exquisito en estos menesteres. Pero además de las nuevas normas sanitarias es más que recomendable que entrenes con ropa y calzado específico (que no uses en la calle), que tengas a mano una toalla para limpiar tu sudor, y que uses papel con limpiador cuando finalices el uso de material para borrar restos de sudor, magnesio, sangre… Con respecto al magnesio, úsalo como si lo pagaras y limpiaras tú, con solo esas dos ideas en la cabeza será suficiente.

Que seas el entrenador adjunto

Muchas veces es normal querer ayudar, y es posible que tú puedas dar algún pequeño consejo, pero si un compañero tiene problemas en la ejecución de un ejercicio y pide ayuda o te sale a ti darla, piensa primero si estás capacitado para ello. El 100% de las veces es mejor avisar al coach y exponerle la situación.

¡Si tienes en mente estas 10 cosas que tu coach de CrossFit odia, y vas al box con ganas de pasarlo bien, entrenarás a gusto y tendrás a tus coaches contentos!

¡Nos vemos en el box!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Titán Fitness SL
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal, excepto a Gmail (Google LLC), proveedor de correo electrónico (acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield), y, en el caso de que lo utilice, a Smartupss.com, servicio de chat online (UE).
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.