La importancia de la concentración en CrossFit

concentracion-crossfit

La concentración en el deporte, y por ende en el CrossFit, es algo que desde fuera no se aprecia a menos de que se preste una especial atención. La forma más visual que tenemos de ver una representación es en los momentos previos a un partido o un campeonato. Atletas con la mirada perdida en el infinito mientras se mueven arrítmicamente, deportistas que bajan de un autobús con auriculares que les aíslan del mundo, corredores que sobre los tacos de salida parecen totalmente ausentes…

Esto es lo que vemos, ¿pero qué hay detrás?

A nivel profesional la concentración en el CrossFit ha de ser entrenada como cualquier otra cualidad física, es más, en los últimos años un apoyo psicológico al atleta es básico si se desea triunfar. Existen variables intrínsecas al deporte, que pueden alterarla en el atleta durante la ejecución, por ejemplo una antigua lesión o una técnica no depurada.

Pero por lo normal, las variables externas son mayores y representan una mayor dificultad para ser sobrellevadas. Situación familiar, económica, presión social… Todos los atletas son seres humanos con sus problemas, iguales a los tuyos a un nivel igual, mayor o menor, pero las temáticas son las mismas.

Si nos vamos a los Games de 2019 podemos observar la variable de la presión intrínseca de saber que en el primer corte, el 50% de los atletas acababan su presencia en esa competición. Saber llevar esa presión exige unos niveles de concentración que muy pocos pueden alcanzar. Focalizar un año de trabajo en una tanda tanto para ganarla como para saber llevar el fracaso. Durante el año, lo normal es que los atletas entrenen pensando en ganar. Pero como decíamos antes, todo depende de su situación. Vayamos de lo más alto hasta llegar a nuestro box.

Mat Fraser lleva siendo el número 1 desde 2016. Debe focalizar que entrena todo el año para mantener sus ingresos, debe focalizar en que le queda poco para que llegue otro atleta y le arrebate el número uno, debe entrenar con la presión mediática que espera de él que siga siendo el número uno. Todo esto ha de ser gestionado psicológicamente.
Y el día de la competición debe gestionarlo solo, sobre “la arena” con miles de espectadores gritando. Pero es el trabajo de los 360 días anteriores el que marcará la diferencia, el apoyo de entrenadores, familia, amigos y equipo.

Atletas que compiten a nivel semiprofesional

Bajemos un escalón y vayamos a atletas que compiten a nivel semiprofesional. Estos, en su mayoría suelen ser de dos tipos, aquellos para los que competir es pasión y lo compaginan con un trabajo completamente diferente. Y otros que suelen tener una relación previa con el deporte, o bien vienen de competir en otros deportes o son coaches o incluso propietarios de un box.

Ambos tienen igual que Fraser la presión económica, pero estos saben que el CrossFit no va a hacer que su situación mejore mucho, es más por lo normal les cuesta un sacrificio extra. Pero deben entrenar con el mismo ahínco para conseguir sponsors o notoriedad que ayude a conseguir esos patrocinios. Su programación se ve alterada por rutinas que les impiden dar el 100% como la familia o sus trabajos.

Sus posibilidades de contar con un equipo técnico con psicólogos que les ayuden a mejorar la concentración no siempre es viable. Esta suele trabajarse más en el entreno diario sobre una técnica más depurada que no siempre sale. Es decir si no pueden dedicar todo el tiempo que quisieran a entrenar, ese tiempo debe ser de la máxima calidad para poder destacar.

En el box de tu barrio o ciudad

Y por último vamos al box de tu barrio o ciudad. Allí los atletas son todavía más variados. Está desde el que va un día a la semana hasta el que entrena 6 y a veces en jornada doble. Deberemos recordar la postura del snatch hasta hacer el agarre gatillo, por ejemplo. A diferencia de los pro y los semi profesionales, nosotros no tenemos memorizado el 70% del trabajo. Nuestra concentración empieza después y eso se nota en rendimiento y técnica, pero es lo normal pues el resultado no tiene tanta repercusión en nuestra vida.

Lo que trato de decir es que mantenerse con la mente clara es básico, y será algo que nos aporte un extra en cualquiera de los escalones en el que nos encontremos. Desde luego en el box deberíamos tratar de focalizar en el coach y en lo que nos cuenta, pues esa será nuestra base. Luego en la tarima hemos de recordar lo de hoy y lo que aprendimos meses atrás y aún no hemos interiorizado. Durante el WOD, nos ayudará a respirar con cabeza, a medir el tiempo y esfuerzo a dedicar a cada parte.

Y por último, la concentración en CrossFit para esos 3 escalones (profesional, semi y amateur) hay que trabajarla mucho para continuar. Estar centrado en continuar cuando ganamos y mejoramos tiempos, pero también y sobre todo para cuando perdemos, cuando bajamos RM, para cuando el día ha sido horrible y hemos tenido que abandonar la sesión de entrenamiento y cuando nos lesionamos. Ahí, en esos momentos es cuando hay que armar la cabeza y focalizar en seguir adelante, pues es la única forma de avanzar.

¡Nos vemos en el box!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Titán Fitness SL
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal, excepto a Gmail (Google LLC), proveedor de correo electrónico (acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield), y, en el caso de que lo utilice, a Smartupss.com, servicio de chat online (UE).
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.