Comba Lastrada: ¿Para qué sirve y qué beneficios tiene?

comba-lastrada-crossfit

¿Cómo es tu relación con los saltos a la comba? Pues todo puede cambiar a mejor si la convertimos en una comba lastrada. Y cuando digo a mejor, es a mejor para tu condición física pero quizás algo peor para tu estado de ánimo. En este post descubrirás para qué sirve y los beneficios que tiene su uso.

En CrossFit o fitness en general la comba lleva dando juego muchísimos años, quizás donde más la hayas visto haya sido en los deportes de contacto como boxeo y similares. La razón es que les permite a los luchadores, además de realizar ejercicio cardiovascular, mejorar el movimiento de sus muñecas y su juego de pies.

Normalmente se usan combas con cables no muy gruesos porque se busca cierta velocidad en los saltos. No tratamos de estar muchísimo rato haciendo este ejercicio sino tratamos de otorgarle cierta intensidad. Tanto es así que habrás visto normalmente cómo se hacen cambios de ritmo elevando rodillas, o cruzando los cables…

Pero con el paso del tiempo el sector del fitness necesita siempre evolucionar, mejorar y estimular al cuerpo de formas distintas y de ahí que haya surgido como novedad de entrenamiento el salto con cuerda lastrado.

Diferencias entre comba lastrada y comba lastrada pesada o gruesa

Antes de seguir hay que diferenciar combas lastradas de combas pesadas, o gruesas.

Las segundas se componen de una única pieza, la propia cuerda es también el mango. En este caso se suelen usar sogas de distintos gramajes y grosores, ya sean de fibras naturales o sintéticas. Estas sogas llevan los extremos engomados, así como su parte central. Con ello se busca proteger las manos del rozamiento con las fibras, ya que no existe rodamiento alguno, el “mango” o extremos de la soga gira en nuestras manos, y con el paso del tiempo y mezclado con el sudor podría llegar a generar herida. Igualmente, la parte central se engoma ya que es la que ejerce el contacto con el suelo, y debido a su peso ese contacto es bastante brusco.

Con estas sogas no se busca hacer saltos rápidos, porque es mucho más difícil, son cuerdas que pesan entre los 2 y los 5 kilos, una auténtica tortura para tus hombros y antebrazos créeme.

¿Para qué sirven?

Ahora centrémonos en las combas o cuerdas lastradas. Lo primero que debemos diferenciar es el tipo de lastre, porque la comba, sea cual sea la que uses, se compone básicamente de 2 partes: mango y cuerda. Los hay de diferentes formas y materiales, y pueden tener sistemas de giro diferentes pero esas partes son inamovibles.

Por lo tanto, podemos lastrar la cuerda o cable, según el modelo que usemos, y/o sus mangos. O incluso, podemos decantarnos por ambas opciones. Pero vayamos por partes.

Si nos decidimos por lastrar los mangos, suele ser lo más habitual, esto se hace insertando pequeños pesos en el interior o bien roscándolos a la base. El entrenamiento va a variar en cuanto al agarre, va a sufrir mucho más, en ocasiones incluso el incremento en peso incrementa también el grosor del agarre. Esto hará que nuestros antebrazos trabajen y se carguen más, y se lastrará nuestra capacidad de ejecución. Saltaremos igual pero el movimiento de muñecas se ralentizará por ese lastre adicional.

La segunda opción, menos habitual, es variar el grosor y material del cable o cuerda. Podemos ir desde el cable de acero de velocidad que tiene aproximadamente 1’8mm y que ni siquiera lleva recubrimiento de goma para que este pese menos y podamos “volar” metiendo dobles, hasta los 8 mm de cable que existen para lastrar los últimos modelos. Estos además del acero interior llevan un grueso recubrimiento de goma. Los saltos con estos cables son mucho más demandantes y exigen cierto período de adaptación sobre todo si estás acostumbrado a meter dobles fácilmente.

Si la cuerda lastrada no es tu fuerte puedes probar todas estas variantes, pero es mejor en este caso ir de menos a más, conociendo nuestras cadencias de salto y de muñeca. Además de que saber ejecutar los movimientos de forma efectiva hará que se nos carguen menos los hombros.

Beneficios del salto con comba lastrada

Los beneficios del salto con comba lastrada son muchos. Para empezar, sometemos a nuestro cuerpo a nuevos estímulos, lo que siempre es bueno. Además, nos permiten salir de la zona de confort en la que estemos obligándonos a adaptarnos. Hemos de cambiar la forma del salto del agarre, la cadencia… y eso a la larga nos hará mejores atletas.

A nivel físico es un estímulo para nuestros brazos, muñecas, hombros… y para nuestra capacidad aeróbica pues el agotamiento llegará mucho antes.

Si tienes la oportunidad de probar estas variantes no lo dudes, ve paso a paso y consulta la mejor forma de hacerlo para sufrir lo menos posible, pero sin duda será una gran experiencia en tus entrenamientos el uso de la comba lastrada.

¡Nos vemos en el Box!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Titán Fitness SL
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal, excepto a Gmail (Google LLC), proveedor de correo electrónico (acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield), y, en el caso de que lo utilice, a Smartupss.com, servicio de chat online (UE).
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.