Cómo elegir el chaleco lastrado para CrossFit que necesitas

chaleco-lastrado-crossfit

Si escuchas la palabra chaleco lastrado en CrossFit, prepárate porque el día se acaba de poner interesante. Nos estamos refiriendo por supuesto al accesorio con placas o pesos que se pone en el torso y se usa en los boxes de todo el mundo.

¿Qué es un chaleco lastrado?

El CrossFit es duro, pero siempre puede serlo más. ¿Cómo complicarlo sin añadir repeticiones o series? Sencillo, lastrar todos tus movimientos, da igual si andas, corres, subes la cuerda, haces dominadas o mueves la barra haciendo thrusters. Hacer todo eso con 9 kilos extra añade no solo el peso, sino la incomodidad para moverse o incluso respirar.

Los chalecos lastrados no son un elemento barato, su coste ronda los 100 euros así que por lo normal los boxes no los tienen a disposición de los usuarios, sino que los atletas más avanzados suelen tener el suyo propio. Puedes tenerlo siendo novato, pero si no puedes hacer una serie de fondos o dominadas, no tiene mucho sentido lastrarte.

Tipos de chalecos lastrados en CrossFit

Sencillamente, existen 2 modelos. Los que existían antes y los que se han diseñado tras la aparición del CrossFit. Los chalecos que existían antes solían ser sencillos y con multitud de pequeños bolsillos en los que se insertaban pesos similares a los usados en submarinismo o pequeños saquitos rellenos de tierra.

No son muy ergonómicos y se usaban en atletismo y marcha aun que no están pensados para hacer muchos movimientos con ellos, así que no van muy ceñidos al cuerpo. Se ajustan mediante correas o sistemas tipo click, por lo que “bailan” bastante al moverte con ellos.

Pero con la aparición del CrossFit el uso de chalecos proliferó y hubo nuevos formatos y diseños. Como este deporte empezó como un entrenamiento en cuerpos y fuerzas de seguridad y ejército es normal que esos atletas estuvieran acostumbrados a llevar este tipo de accesorios tácticos antibalas durante su instrucción o en sus turnos de trabajo. Por lo que tiene sentido que quisieran entrenar en condiciones similares a las de sus jornadas de trabajo.

Los chalecos lastrados que solemos usar en el box son en realidad porta-placas balísticas, solo que por supuesto no llevamos placas con esa capacidad, sino placas de metal cuya única función es añadir peso extra a nuestros movimientos.

El chaleco 5.11

El más conocido es el chaleco de CrossFit 5.11. Esta marca vende material del llamado táctico, y es fácil ver esa marca también en mochilas, pantalones o guantes de trabajo en películas norte americanas en las que aparecen militares. Es el más generalizado, y copiado. Su corte militar, tejido resistente, diseño ajustado y sistemas de anclaje molle y velcro lo convierten en una herramienta muy útil en el box.

Este modelo ganó fama, y ventas, tras aparecer en los CrossFit Games durante el WOD Murph. Que, si se hace en RX, exige que se haga con un chaleco lastrado con 9 kilos para los chicos y 6 kilos y 300 gramos para las chicas. Como ya hemos comentado alguna vez, los Games son un escaparate de productos con los que se genera expectación y ventas que se dispararan. Eso ocurrió con este tipo de complemento.

El 5.11 es el chaleco lastrado de CrossFit más famoso, pero hay muchas marcas, con diseños muy similares entre los que elegir. Si vas a comprar uno, te recomiendo que se pueda ajustar mediante velcros y elásticos (yaque te hará más sencillo que te puedas mover al no “bailar”) y a ser posible que lleve buena protección en la zona del cuello para evitar roces. ¡Y bueno, si lleva velcros en el pecho podrás personalizarlo con un parche!

¿Por qué usar chalecos de lastre?

Su única función es complicarte el día. Desde una sesión de sentadillas y burpees hasta correr 5 kilómetros. Te ayudará aportando peso, por lo que ganarás fuerza, potencia y resistencia. Pero a través de mi experiencia personal el chaleco lastrado aporta sobre todo incomodidad. Y considero que es muy importante aprender a trabajar en situaciones incómodas. Te enseña a “disfrutar” más cuando no lo llevas.

¿Crees que correr 5 kilómetros es duro? Hazlo con un chaleco. ¿100 push ups se te hacen largos? Imagina hacerlos con 10 kilos extra entre pecho y espalda.

Si puedes entrenar en esas condiciones de vez en cuando, tu cuerpo podrá ser más eficiente y actuar con mejores movimientos cuando no lo estés portando. No hace falta entrenar siempre con el chaleco lastrado de CrossFit, solo en ocasiones, para que recuerdes esa incomodidad, ese peso extra, esa dificultad a la hora de respirar… Eso te hará mejor en otras situaciones.

¡Nos vemos en el box!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Titán Fitness SL
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal, excepto a Gmail (Google LLC), proveedor de correo electrónico (acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield), y, en el caso de que lo utilice, a Smartupss.com, servicio de chat online (UE).
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.