¿Quieres cambiar de gimnasio? Consejos para adaptarte

cambiar-de-gimnasio

A lo largo de nuestra vida, también en la deportiva amateur, sufrimos muchos cambios. Habrá cambios en nuestro cuerpo, en nuestros hábitos (de entrenamiento, de sueño, de alimentación…) en nuestra dieta, en nuestros intereses (yo he pasado del fútbol sala, al kárate, pasando por el spinning, la musculación y el Thai Boxing hasta llegar al CrossFit, por ejemplo). Aunque creo que cambiar de gimnasio o box es uno de los más complicados.

El cambio no siempre es malo, ni bueno, lo que es seguro es que genera incertidumbre.  Hay mil razones para que cambiemos el lugar en el que entrenamos. La distancia a casa o el trabajo, el precio, los coach, la planificación, los horarios… Pero los cambios son ineludibles en ciertas ocasiones y hay que adaptarse a ellos. Y a fin de cuentas cuando ya llevas un tiempo entrenando en un sitio, ya sea un campo de fútbol, un gimnasio o un box de CrossFit, tú te acostumbras a una serie de cosas a las que tendrás que volver a adaptarte en otro lugar.

Lo primero y en lo que creo que todos pensamos es en los compañeros. Los que dejas atrás y en los que estás por conocer. Dejas amigos o compañeros por extraños. Gente que no sabes si entrenan no solo a tu nivel, sino con tus expectativas de mejora o de divertimento. Pero hay que ser positivos, y dar siempre una oportunidad al menos a la gente, y es que esos que ahora son extraños, con el tiempo también se convertirán en compañeros y con suerte puede que en amigos.

Cuando cambiamos nuestro lugar de entrenamiento nos adentramos en terreno inhóspito, con gente de la que desconocemos sus gustos ¡y sus pesos!, pero hay mucho por descubrir. Será como empezar de cero, te tocará presentarte ante mucha gente, aprenderte nombres y ser muy observador.

Si quieres un consejo, si antes de cambiar de gimnasio dejabas el ego en la puerta, ahora deberías dejarlo aún más lejos si cabe. En algunos box prestan más atención que en otros a la técnica por ejemplo. Y puede que tus X kilos en arrancada aquí sean alguno menos. Que eso no te lleve a enfado, sino a querer mejorar. Y si notas lo contrario no dudes en ser tú el que pida ayuda. A un coach nunca le importará que le digas, échame un ojo en esta sentadilla o vuélveme a explicar esa adaptación para el pistol que aún no me sale.

Ten claro que el coach te va a estar observando mucho. Eres nuevo pero sabes de qué va esto y va a querer saber cuánto quieres dar y cuánto puede exprimirte. Confía en él.

 

Al cambiar de gimnasio: procura ser más observador

Respeta las normas, aunque más o menos todos nos regimos por unos conceptos básicos, la casa de cada uno tiene reglas específicas que has de cumplir. Observa el orden y el estado en el que está el material y haz un esfuerzo por recordarlo. Fíjate en las “reglas no escritas” como la de tirar barra.

A la hora de presentarte en clase, si puedes hazlo antes de lo habitual, esto te ayudará a socializar y a hacer piña con la comunidad. Y lo mismo al finalizar la clase durante los estiramientos. Esos minutos de más en el box marcarán que vayas solo a entrenar o a entrenar y también disfrutar de la gente. Si el box organiza alguna actividad en fin de semana procura no perdértela. Te ayudará a esa forja de comunidad de la que hablábamos.

Es normal que tengas recuerdos de tu viejo box, de las rutinas, los compañeros o la forma de trabajar. Pero recuerda: Nostalgia sí, Cansineo no. Es decir, a nadie le gusta un “pues en mi antiguo box…” saliendo de tu boca cada 5 minutos. No será fácil cambiar de gimnasio pero tendrás que adaptarte.

Y como te recomiendo siempre, disfruta. Que a eso venimos al box, sea cual sea, esté donde esté, tenga el material que tenga.

Suerte con el cambio y ¡nos vemos en el box!

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Titán Fitness SL
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal, excepto a Gmail (Google LLC), proveedor de correo electrónico (acogido a los acuerdos EU-U.S. Privacy Shield), y, en el caso de que lo utilice, a Smartupss.com, servicio de chat online (UE).
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.