4 Malos hábitos que todo Crossfitter debería eliminar

Los malos hábitos terminan siendo un efecto contraproducente. En CrossFit afectan a la eficiencia de nuestros ejercicios, así como en los resultados globales y la experiencia de nuestra actividad. Lo más importante es reconocer que uno los tiene ya que la mayoría de la gente lo suele negar y ese es un error muy grave. Por eso creemos necesario saber identificarlos y aceptarlos como adultos que somos para potenciar nuestro rendimiento.

Lo más común es que todos tengamos malos hábitos en cuanto a la mecánica del movimiento y otros aspectos del CrossFit, caso de doblar los brazos demasiado pronto cuando arrancamos o dejar de seguir las puntuaciones. Todos los atletas suelen tener un catálogo de malas costumbres en este sentido. Vamos a contaros algunos

1. Descansos innecesarios

Todos en cualquier momento nos sentimos cansados en un entrenamiento, por lo que los descansos son inevitables. Hay que tener en cuenta que, de no hacer descansos, podríamos caer en riesgo de lesión. Sin embargo, los malos hábitos llegan cuando los atletas hacen descansos realmente cuando no se necesitan.

Beber un poco de agua, ajustarse por enésima vez las muñequeras, arreglarse el pelo, etc. Son todos signos que lejos de ayudar a tu rendimiento, son del todo innecesarios. No nos engañemos todos necesitamos un trago de agua de vez en cuando, pero se honesto contigo mismo, en realidad necesitas tomar agua, atarte los cordones o poner magnesio en tus manos tan a menudo como lo haces? Hay que estar centrados. Estas costumbres son complicadas de romper, pero si recordamos que todos estos hábitos nos están costando tiempo puede que cada vez necesites menos descansos.

2. Escalas inapropiadas

El “RX” y las opciones “Scales” se suelen enumerar en la pizarra como pautas a seguir, pero no son las únicas. Todos hemos visto en nuestro box atletas que que pusieron demasiado peso cuando no debían, o algunos que escalaron demasiado cuando en realidad no les hacia falta, la mayoría de las veces el segundo caso causa problemas, los atletas sientan que deben ir lo más rápido posible para completar el entrenamiento rapidamente. Con menos peso te moveras mas rápido, que  completes el Wod mas rápido no necesariamente significa que te estas volviendo mejor. El cuerpo tiene que ir superándose poco a poco, acoplándose, hay que cambierle los pesos para que se haga mas fuerte, quizás tengas que hacer una rep a la vez, cuando podrias hacer 3 con otro peso, pero es la única forma de volverse mas fuerte e incrementar tu resistencia. Hay que constantemente sorprender a nuestro cuerpo.

La doble campeona de CrossFit Games Annie Thorisdottir dijo lo siguiente: “Mi mejor tiempo en el Grace es 1:27 y si tienes un tiempo inferior a 1:40 no hay que intentar bajarlo, ya que tu técnica y forma se verán afectados, lo que se debe hacer es añadir más peso a la barra”.

Solo tú puedes saber cuándo se puede subir la escalar hacia arriba o hacia abajo, pero no debe uno caer en el error de hacer de manera constante cosas que no son apropiadas para uno mismo. Somos adultos y hemos de ser sinceros.

3. Ritmo equivocado.

Es vital para que adaptes tu ritmo a las exigencias de la propia sesión de ejercicios (WOD). En caso de no hacerlo terminarás con una puntuación que no será el reflejo exacto de tus capacidad y condiciones físicas. Por ejemplo en un Amrap de 25 minutos es inútil empezar a todo gas desde el segundo 1, seguramente llegaras al final roto por el esfuerzo, lo que hay que hacer es conseguir un ritmo solido que te permita completar la mayor parte del WOD y aun dejar algo de energía para darlo todo al final.

Por supuesto también existe el caso contrario, tomárselo con demasiada calma para darse cuenta que el tiempo esta por terminar y por mucho que apures no llegas a tus objetivos.

 

Uno de los peores sentimientos que se pueden tener en CrossFit (aparte de hacer un Fran) es terminar una sesión de ejercicios y darnos cuenta que podíamos haber dado más de sí.

El sentimiento es casi el de haber perdido el tiempo, aunque lo positivo que puedes sacar es “prueba y error”. Al menos ahora sabes cuál es el nivel desde el que partes, así que para próximas ocasiones puedes atacar la siguiente sesión de ejercicios con niveles más elevados de intensidad.

Somos conscientes de que estos cálculos son complicados de dominar, pero siempre podemos pedir al entrenador para que nos asesore a la hora de  variar el ritmo o el peso de set a set adecuadamente y aprender de tu experiencia también.

4. No usar el equipo adecuado

Muchos atletas se quejan de la incapacidad para realizar con eficacia los squats con peso y se ven a muchos haciendo overhead squats en zapatillas de tenis. Además de vestirse de manera correcta, tenemos herramientas que puedan darnos ventajas para realizar los entrenamientos.

Debemos usar la ropa y el calzado adecuado, los zapatos minimalistas o especialmente diseñados para el CrossFit nos dejan poner nuestro peso en los talones pasando de Double Unders a Front Squat sin esfuerzo. Las muñequeras ayudan con el stress soportado por nuestras muñecas durante front squats o push press. Perneras o calcetines con perneras incorporadas evitan cortes y magulladuras durante los deadlifts o saltos a cajón. Podemos apostar que hay una relación directa entre el progreso lento (o no existente) y el material que utilizas, o mejor dicho que no utilizas.

También es verdad que escucharas a muchos decir yo no uso nada de nada, pero la mayoría de las veces esas personas son la elite que si uso, muñequeras, guantes y demás material de ayuda para llegar hasta donde están.

Pero hay que recordar que no hay nunca un sustituto para el trabajo duro. Hay que esforzarse siempre y dar el máximo. Lo que si podemos hacer es ayudarnos con herramientas que nos faciliten el ejercicio, ya que el esfuerzo al final es de uno mismo, por lo que es una equivocación utilizar este material con la esperanza de que necesitaremos menos esfuerzo para realizarlos.

Solo hay un camino para mejorar y como siempre, no hay fórmulas mágicas. Siguiendo estos consejos y acompañándolos con un duro esfuerzo llegan los resultados. Pero recuerda, sé sincero contigo mismo, olvida tus malos hábitos y da todo cuanto tienes para ser un verdadero Titán.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: TITAN FITNESS S.L.
Fin del tratamiento: El envío de comunicaciones sobre nuestras novedades, tanto informativas como comerciales o de cualquier otro tipo.
Legitimación: El consentimiento del usuario.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Contacto: info@titanboxwear.com
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra Política de Privacidad.